Alquiler de Plataformas elevadoras

Plataforma elevadora y sus características 

Una plataforma elevadora es un dispositivo mecánico utilizado para proporcionar acceso temporal a personas o equipos en áreas inaccesibles por altura.

Por lo general, se utilizan para fines de acceso temporal y flexible, como el mantenimiento y la construcción, o para los bomberos para el acceso de emergencia, lo que los distingue de los equipos de acceso permanente, como los ascensores. Hay plataformas elevadoras que las podemos trasladar de un sitio a otro con un remolque y un vehículo, y otras que funcionan con ruedas y se pueden mover sin necesidad de un vehículo.

Estas plataformas de elevación no alcanzan mucha velocidad, por lo que, si se alquilan en un lugar alejado de donde se va a trabajar, conviene que nos la transporten con un camión.

Disponen de una cesta elevadora, donde el operario maneja la máquina gracias a un panel de control, controlando parámetros como la altura, el ángulo, la posición o la velocidad.

Las partes de una plataforma elevadora móvil de personal (PEMP) son las siguientes: 

  • Plataforma de trabajo
  • Estructura extensible
  • Chasis, es la base de la PEMP

Tipología 

    1. Según sus sistema de elevación: 

      1. Plataforma de tijera. Se elevan verticalmente, y se pueden nivelar en terrenos que no sean del todo llanos gracias a sus cuatro patas hidráulicas.
      2. Plataforma articulada. Estas se desplazan verticalmente y hacia los lados ya que pueden girar hacia los dos lados. Sirve para trabajar en lugares normales o de difícil acceso. También tienen la opción de tener un sistema hidráulico de cuatro patas para que la plataforma elevadora esté en llano aunque haya un desnivel.

 

  • Plataforma telescópica. Son un tipo de plataforma elevadora muy parecida a la articulada, pero con menos movilidad. Pueden alcanzar una altura considerable. También funcionan con ruedas para poder moverse y algunas incorporan los cuatro brazos hidráulicos de nivelación.

 

  1. Según su sistema de translación: 

    1. Sobre camión
    2. Autopropulsadas
    3. Remolcables
    4. Sin tracción
    5. Sobre oruga
    6. Sobre furgón
    7. Sobre vehículos 4X4

Control 

El accionamiento asistido (si está instalado) y las funciones de elevación de una PEMP son controlados por un operador, que puede estar situado en la propia plataforma de trabajo o en un panel de control en la base de la unidad. Un panel de control en la base también puede funcionar como una característica de seguridad si por cualquier razón el operador está en altura y no puede operar sus controles.

Los controles pueden controlar características tales como:

  • Movimiento vertical
  • Movimiento lateral
  • Movimiento de rotación (dirección cardinal)
  • Movimiento de plataforma / cesta - normalmente, el sistema nivela automáticamente la plataforma, independientemente de la posición de la pluma, pero algunos permiten anulaciones, inclinándose hasta 90 ° para trabajar en lugares difíciles.
  • Movimiento de tierra (en modelos autopropulsados)

Seguridad 

La mayoría de los fabricantes y operadores tienen criterios de seguridad estrictos para el funcionamiento de las plataformas elevadoras móviles de personal. En algunos países incluso se necesita una licencia y/o seguro para operar estas máquinas elevadoras.

Las plataformas de trabajo están equipadas con barandillas de seguridad para contener a los pasajeros y operadores. Esto se complementa en la mayoría de los modelos con un punto de restricción, diseñado para asegurar un arnés o un pararrayos.

Se debe tener extrema precaución cuando se usa una plataforma elevadora móvil de personal en las proximidades de líneas eléctricas aéreas, ya que hay riesgo de electrocución. Se pueden utilizar materiales no conductores, como fibra de vidrio, para reducir este riesgo.

Una plataforma elevadora móvil de personal suele estar equipada con sensores dentro de la máquina que detectan si el peso en la plataforma está desequilibrado, para evitar los posibles vuelcos de la máquina.

Otras características de seguridad incluyen la autocomprobación de las piezas de trabajo de la plataforma elevadora, incluyendo un voltímetro que detecta si el elevador tiene potencia insuficiente para completar sus tareas e impedir el funcionamiento si la tensión de alimentación es insuficiente.

Algunos fabricantes: